martes, 25 de noviembre de 2014

Ministerio de salud de la nacion advierte sobre el uso de la pulsera repelente - Epidemioescobar



El Ministerio de Salud de la Nación, a través de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT), advierte a la población sobre el uso de la llamada "pulsera repelente" para ahuyentar insectos y evitar picaduras, ya que está registrada ante la mencionada administración como un cosmético, por lo que "no posee acción preventiva, ni terapéutica", como así tampoco "previene el dengue ni ninguna otra enfermedad", informó la ANMAT.
Además la mencionada pulsera no posee una acción específica sobre un tipo de insecto en particular y tiene una eficacia limitada porque sólo protege localmente la zona próxima a su ubicación. Por lo tanto, si se realiza actividad física al aire libre y el nivel de exposición a los insectos es alto, es necesario utilizar un repelente que proteja todo el cuerpo.
Desde el año 2009, a partir de la epidemia de dengue, se extendió el uso de los brazaletes de silicona conocidos como "pulsera repelente". Estos productos se colocan en las muñecas o tobillos y llevan impregnado aceite de origen vegetal de citronella o eucaliptus, que funciona como repelente natural.
Los repelentes tanto de uso ambiental como personal, están regulados por la ANMAT.
Durante la primavera y el verano aumenta la proliferación de insectos, cuyas picaduras pueden generar molestias o irritación y, eventualmente, transmitir enfermedades, ya que muchas especies pueden ser vectores transmisores de virus o parásitos. El dengue se transmite a través del mosquito Aedes aegypti infectado con el virus.


CALENDARIO DE VACUNACION PCIA. BUENOS AIRES - Epidemioescobar


ENFERMEDAD POR VIRUS EBOLA - Epidemioescobar


jueves, 9 de octubre de 2014

10 cuestiones sobre el Ébola en España - Epidemiologiaescobar

Desde el pasado mes de marzo, la enfermedad hemorrágica del Ébola es noticia en todo el mundo. Y ahora la atención se centra en España, donde se ha registrado el primer caso de contagio fuera del continente africano: una auxiliar de enfermería que había estado en contacto con los misioneros españoles repatriados a nuestro país por la enfermedad. Sin embargo, los especialistas hacen un llamamiento a no sucumbir al pánico. Saber qué causa el virus del Ébola y cómo se contagia son algunas de las cuestiones cuyas respuestas pueden aportar tranquilidad a los ciudadanos. El siguiente artículo contesta a estas y a otras preguntas acerca de la enfermedad.

1. ¿Qué causa la enfermedad del virus del Ébola?

La fiebre hemorrágica del Ébola la provoca un virus de la familia Filoviridae, del cual se han identificado hasta ahora cinco tipos. Cuatro de ellos producen la infección en las personas: virus del Ébola-Zaire, virus del Ébola-Sudán, virus del Ébola-Costa de Marfil y el virus del Ébola-Bundibugyo. El quinto serotipo, el Ébola-Reston, ha ocasionado la enfermedad grave en primates, pero en humanos, de momento, solo se conocen algunos casos de infección sin síntomas.

2. ¿Cómo se contagia el virus del Ébola?

El virus se contagia a través del contacto directo con carne de animales salvajes (monos, chimpancés, murciélagos y antílopes que provienen de la caza), de fluidos corporales (sangre, saliva, semen, sudor, orina o vómitos) de una persona enferma o mediante material contaminado, como agujas. No se transmite por el aire -a diferencia del virus de la gripe- ni por el agua.

3. ¿Cuándo aparecen los primeros síntomas?

Después de resultar infectada por el virus del Ébola, la persona pasa por un periodo de incubación que va de los 2 a los 21 días, y surgen los primeros indicios. Hasta que los síntomas no se presentan, los afectados no transmiten la infección. El riesgo de contagio es mayor a medida que evoluciona la enfermedad, siendo los pacientes en estado terminal los que mayor carga viral tienen.

4. ¿Cuáles son los síntomas de la infección por el virus del Ébola?

El virus se contagia por contacto directo con carne de animales salvajes, fluidos corporales de una persona enferma o por material contaminado
La infección tiene un inicio brusco con fiebre alta, escalofríos, dolor muscular generalizado, dolor abdominal, diarrea, fatiga extrema, cefalea y dolor de garganta. Este conjunto de síntomas guarda mucha similitud con el inicio de muchas enfermedades víricas.
Cuando la infección avanza, el afectado sufre vómitos, diarrea y disfunción hepática y renal; algunos también sangrado por ojos, nariz y oídos, aparición de moretones sin causa aparente y hemorragia gastrointestinal, además de hinchazón genital, erupción cutánea hemorrágica, paladar con apariencia roja y sensación de dolor en la piel. Por último, fallo multiorgánico y shock.

5. ¿Quiénes tienen más riesgo de contagio?

En España, solo el personal sanitario a cargo de los pacientes afectados o bajo sospecha de tener la infección es población de riesgo, es decir, quienes están al cuidado directo de la persona afectada. Los especialistas insisten en que España no es un país afectado y que no tiene huéspedes naturales del virus que es, en principio, un tipo de murciélago africano (murciélagos frugívoros de la familia Pteropodidae).

6. ¿Cómo se puede prevenir la infección?

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU. recomiendan unas medidas de protección para las personas que se encuentren cerca de una zona afectada por un brote de Ébola o para quienes tengan que viajar a una de ellas: lavarse las manos con frecuencia; evitar el contacto con cualquier fluido corporal de cualquier persona pero, sobre todo, de los afectados; no tocar el material que haya podido entrar en contacto con sangre u otros fluidos de una persona o de un cadáver infectado; no tocar el cuerpo de una persona que haya fallecido por la infección; no acudir a los hospitales donde están las personas infectadas; y no mantener relaciones sexuales con una persona enferma o con quien haga menos de siete semanas que se haya recuperado de la enfermedad. Además, se insiste en no tocar murciélagos ni primates, ni sus fluidos corporales, ni vivos ni muertos, ni tampoco consumir su carne cruda o poco cocinada.

7. ¿Cómo se diagnostica la enfermedad del virus del Ébola?

Ante un posible caso, primero se descartan otras enfermedades, como malaria, fiebre tifoidea, meningitis y hepatitis, entre otras. La infección por el virus del Ébola se confirma con un análisis de sangre, en el que se realizan la prueba de inmunoadsorción enzimática (ELISA), detección de antígenos, de seroneutralización y la prueba de reacción en cadena de la polimerasa con transcriptasa inversa (RT-PCR) y aislamiento del virus mediante cultivo celular. Otras determinaciones, como el hemograma, aportan información del estado del paciente.

8. ¿Tiene tratamiento la fiebre hemorrágica del Ébola?

No. De momento, no tiene vacuna ni tratamiento específico. El tratamiento persigue controlar los síntomas que van surgiendo y mantener el equilibrio de fluidos y electrolitos, la oxigenación y la presión arterial, además de poner freno a cualquier infección que pueda aparecer. Los pacientes graves precisan cuidados intensivos.

9. ¿Qué pasa con los animales domésticos infectados?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) destaca en su web que la limpieza y desinfección con hipoclorito sódico u otros detergentes de las granjas de cerdos y monos es eficaz para inactivar el virus. También apunta que ante una sospecha de brote, hay que poner en cuarentena las instalaciones. Incluso afirma que para disminuir el riesgo de transmisión al ser humano puede ser necesario sacrificar a los animales infectados, siguiendo un estrecho control de la inhumación o incineración de los cadáveres.
No obstante, no se detalla lo que sucede con los animales domésticos, como los perros, cuestión que ha suscitado numerosos comentarios en las redes sociales. Por otro lado, hay expertos que declaran que si se diera el caso y siguiendo todas las medidas de aislamiento, contar con un ejemplar contagiado vivo sería de gran valor científico.

10. ¿Qué sucede con los fármacos en estudio?

A pesar de las noticias de que algunos fármacos y las vacunas en estudio muestran resultados prometedores, ninguno se ha experimentado en personas ni están aprobados por las autoridades sanitarias, y todo apunta a que no habrá ninguna vacuna disponible antes de 2015. En España, la Dirección General de Salud Pública, Calidad e Innovación del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad mantiene el contacto con instituciones internacionales para acceder a los fármacos experimentales reconocidos por la OMS.

miércoles, 1 de octubre de 2014

TALASEMIA - Epidemiologiaescobar

TALASEMIA


Es un trastorno sanguíneo que se transmite de padres a hijos (hereditario) en el cual el cuerpo produce una forma anormal de hemoglobina, la proteína en los glóbulos rojos que transporta el oxígeno. Este trastorno ocasiona la destrucción de grandes cantidades de los glóbulos rojos, lo cual lleva a que se presente anemia.
Ver también:
  • Anemia hemolítica
  • Enfermedad drepanocítica

Causas

La hemoglobina se compone de dos proteínas: la globina alfa y la globina beta. La talasemia ocurre cuando hay un defecto en un gen que ayuda a controlar la producción de una de estas proteínas.
Existen dos tipos principales de talasemia:
  • La talasemia alfa ocurre cuando un gen o los genes relacionados con la proteína globina alfa faltan o han cambiado (mutado).
  • La talasemia beta ocurre cuando defectos genéticos similares afectan la producción de la proteína globina beta.
Las talasemias alfa ocurren casi siempre con mayor frecuencia en personas del sudeste asiático, Medio Oriente, China y en aquellas de ascendencia africana.
Las talasemias beta ocurren en personas de origen mediterráneo. En menor grado, los chinos, otros asiáticos y afroamericanos pueden resultar afectados.
Hay muchas formas de talasemia y cada tipo tiene muchos subtipos diferentes. Tanto la talasemia alfa como la beta abarcan las siguientes dos formas:
  • Talasemia mayor
  • Talasemia menor
Es necesario heredar el gen defectuoso de ambos padres para padecer la talasemia mayor.
La talasemia menor se presenta si uno recibe el gen defectuoso de sólo uno de los padres. Las personas con esta forma del trastorno son portadores de la enfermedad y por lo regular no tienen síntomas.
La talasemia beta mayor también se denomina anemia de Cooley.
Los factores de riesgo de la talasemia abarcan:
  • Etnicidad afroamericana, asiática, china o mediterránea
  • Antecedentes familiares del trastorno

Síntomas

La forma más grave de talasemia alfa mayor causa mortinato (muerte del bebé nonato durante el parto o en las últimas etapas del embarazo).
Los niños nacidos con talasemia mayor (anemia de Cooley) son normales en el nacimiento, pero desarrollananemia grave durante el primer año de vida.
Otros síntomas pueden abarcar:
Las personas con las forma menor de talasemia alfa y beta tienen glóbulos rojos pequeños, pero no presentan ningún síntoma.

Pruebas y exámenes

El médico llevará a cabo un examen físico para buscar un bazo inflamado (agrandado).
Se enviará una muestra de sangre al laboratorio para su análisis.
  • Los glóbulos rojos aparecerán pequeños y de forma anormal al examinarlos bajo un microscopio.
  • Un hemograma o conteo sanguíneo completo (CSC) muestra anemia.
  • Un examen llamado electroforesis hemoglobínica muestra la presencia de una forma anormal de hemoglobina.
  • Un examen llamado análisis mutacional puede ayudar a detectar talasemia alfa.

Tratamiento

El tratamiento para la talasemia mayor a menudo implica transfusiones de sangre regulares y suplementos de folato.
Si usted recibe transfusiones de sangre, no debe tomar suplementos de hierro. Hacer esto puede provocar que se acumule una gran  cantidad de hierro en el cuerpo, lo cual puede ser dañino.
Las personas que reciben muchas transfusiones requieren un tratamiento llamado terapia de quelación, la cual se hace para eliminar el exceso de hierro del cuerpo.
Un trasplante de médula ósea puede ayudar a tratar la enfermedad en algunos pacientes, especialmente niños.

Expectativas (pronóstico)

La talasemia grave puede provocar la muerte prematura, entre los 20 y 30 años de edad, debido a una insuficiencia cardíaca. Recibir transfusiones de sangre regulares y terapia para eliminar el hierro del cuerpo ayuda a mejorar el pronóstico.
Las formas menos graves de talasemia generalmente no acortan el período de vida.
Es posible que necesite buscar asesoría genética si tiene antecedentes familiares de esta enfermedad y está pensando en tener hijos.

Posibles complicaciones

Sin tratamiento, la talasemia mayor lleva a insuficiencia cardíaca y problemas hepáticos. También hace que una persona sea más propensa a contraer infecciones.
Las transfusiones de sangre pueden ayudar a controlar algunos síntomas, pero conllevan el riesgo de efectos secundarios por el exceso de hierro.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si:
  • Usted o su hijo tiene síntomas de talasemia.
  • Está recibiendo tratamiento para este trastorno y se presentan nuevos síntomas.

Nombres alternativos

Anemia mediterránea; Anemia de Cooley; Talasemia beta; Talasemia alfa

Referencias

Giardina PJ, Forget BG. Thalassemia syndromes. In: Hoffman R, Benz EJ, Shattil SS, et al., eds. Hematology: Basic Principles and Practice. 5th ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Churchill Livingstone; 2008:chap 41.
DeBaun MR, Frei-Jones M, Vichinsky E. Hemoglobinopathies. In: Kliegman RM, Behrman RE, Jenson HB, Stanton BF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 19th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 456.

jueves, 25 de septiembre de 2014

Gripe Aviar - Epidemiologiaescobar

Gripe aviar

¿Qué es? 

La gripe aviar es una enfermedad infecciosa de las aves causada por las cepas tipo A del virus de la gripe. Los virus de la gripe aviar normalmente no infectan a los seres humanos. Sin embargo, se han dado casos de cepas hiperpatógenas que han provocado enfermedades respiratorias graves en elhombre. Argentina es un país libre de gripe aviar.
¿Cómo se transmite?
La vía de contagio es de ave a humano. Este contagio se produce por contacto directo con aves infectadas o con superficies u objetos contaminados con sus heces. Por tanto, es necesario un contacto directo, reiterado y próximo con las aves o sus excrementos. Hasta el momento no hay evidencia científica de transmisión persona a persona ni por vía alimentaria. 
No obstante, preocupa la posibilidad de que el virus pueda mutar y adquirir la capacidad de transmitirse fácilmente entre humanos, lo que aumentaría el riesgo de una pandemia de gripe.
¿Cuáles son los síntomas?
Los síntomas iniciales son fiebre alta, generalmente de más de 38°C, y otros síntomas gripales. En algunos pacientes también se han descrito manifestaciones tempranas tales como diarrea, vómitos, dolor abdominal, dolor torácico, y sangrado por la nariz y las encías, evolucionando a una enfermedad respiratoria grave. 
En las aves, la infección puede manifestarse de diversas formas, desde síntomas leves, que pueden pasar desapercibidos, hasta una enfermedad que lleva rápidamente a la muerte y puede provocar una grave epidemia.
¿Cuál es el tratamiento?
Algunos antivirales pueden reducir la duración de la fase de replicación del virus y mejorar las perspectivas de supervivencia. En los casos sospechosos, el antiviral debe prescribirse lo antes posible para que se puedan obtener los máximos beneficios terapéuticos.
¿Cómo se puede prevenir?
El control de la enfermedad en los animales es la primera medida para reducir el riesgo para el ser humano.
  • Mejoramiento de la bioseguridad en granjas avícolas
  • Control de las importaciones de aves vivas y productos avícolas
En la población, las medidas de prevención son las mismas que para cualquier gripe: 
• Lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón. 
• Al toser o estornudar, cubrirse la boca y nariz con un pañuelo descartable o con el ángulo interno del codo. 
• Tirar a la basura los pañuelos descartables inmediatamente después de usarlos. 
• Ventilar los ambientes y permitir la entrada de sol en casas y otros ambientes cerrados. 
• Mantener limpios picaportes y objetos de uso común. 
• No compartir cubiertos ni vasos. 
• Enseñar a los niños a lavarse frecuentemente las manos en la escuela y hogar.
Para más información ir al sitio de Programa Nacional de Control de Enfermedades Zoonóticas del Ministerio de Salud de la Nación.

Sarna - Epidemiologiaescobar

Sarna

¿Qué es?
Es una enfermedad que suelen presentar los perros (sarna sarcóptica) que es producida por un parásito llamado ácaro. Generalmente produce lesiones en el borde las orejas, codos y abdomen.
También los gatos pueden tener sarna (sarna notoédrica) y presentar lesiones especialmente en cara y cuello.
¿Cómo se transmite?
Ambas pueden ser transmitidas al ser humano por contacto directo con la piel de los animales. Los ácaros también pueden estar presentes en la ropa, toallas y ropa de cama.
¿Cuáles son sus síntomas?
En las personas se manifiesta como lastimaduras o lesiones en la piel, que se ve como irritada o con elevaciones delimitadas de menos de 1 cm, acompañadas de picazón.
En los adultos las mismas se encuentran principalmente entre los dedos, muñecas, axilas, abdomen, zona genital, glúteos, muslos, rodillas y pantorrillas.
En los lactantes y niños pequeños también pueden estar comprometidos la palma de la mano, los dedos de los pies, el rostro, el cuello y el cuero cabelludo.
¿Cómo se trata?
El tratamiento puede ser utilizando cremas en forma tópica, aunque también es posible la administración de medicamentos por vía oral.
Es importante que ante la aparición de lesiones con estas características y el antecedente de contacto con un animal enfermo, se realice la consulta inmediata al dermatólogo.
¿Cómo se puede prevenir?
La forma de prevenir el contagio es evitar el contacto estrecho con animales enfermos y lavarse bien las manos después de tocar cualquier mascota.
Para más información ir al Programa Nacional de Control de Enfermedades Zoonóticas del Ministerio de Salud de la Nación.